Portada » Noticias » Teletrabajo y Conciliación de la Vida Laboral y Familiar

teletrabajo, conciliación laboral y familiar

Teletrabajo y Conciliación de la Vida Laboral y Familiar

En el marco de las diferentes fórmulas existentes para la organización y/o realización del trabajo, encontramos el teletrabajo o trabajo a distancia.

Una modalidad de carácter no presencial, que posibilita que los empleados puedan realizar parte de su jornada desde su domicilio.

Para ello, utilizará las nuevas tecnologías de la información y comunicación (TIC). Una fórmula cada vez más extendida para favorecer la conciliación de la vida laboral y familiar.

autónomos asesoría barcelona

Esta forma de organización del trabajo, puede suponer importantes beneficios:

  • para la empresa: ahorro de costes, flexibilidad geográfica, reducción del absentismo y, por tanto, más productividad.
  • para los empleados: eliminación de tiempo y costes de desplazamiento, flexibilidad horaria, más autonomía y libertad. Por tanto, más conciliación de la vida laboral y familiar.

El establecimiento del teletrabajo no modifica la relación laboral preexistente. Tampoco las condiciones económicas y laborales del trabajador, que se mantienen inalteradas.

Pero pueden establecerse acuerdos individuales entre las partes (Acuerdo de Teletrabajo), con las peculiaridades derivadas de la prestación de servicios de teletrabajo, en base a lo establecido en el artículo 13 del Estatuto de los Trabajadores. Este artículo regula el trabajo a distancia y toma como referencia el Acuerdo Marco Europeo Sobre Teletrabajo, de 16-07-2002.

Esta modalidad de trabajo tiene carácter voluntario, tanto para el trabajador en su aceptación, como para la empresa en su ofrecimiento; e igualmente es reversible para ambas partes.

La prestación de servicios en régimen de teletrabajo, supone que el trabajador podrá realizar sus funciones trabajando desde su domicilio.

Para ello se fijará el porcentaje que las partes acuerden, estableciendo que un tiempo de su jornada laboral deberá ser desarrollado en las instalaciones de la empresa, compaginando con la misma la asistencia al centro con la necesaria flexibilidad:

  • días de asistencia prefijados
  • horarios compatibles
  • asistencia a reuniones, cursos, …
  • sustitución de compañeros de baja u otros imprevistos.

De tal forma que el teletrabajo no pueda suponer una limitación a la adecuada y eficaz organización del trabajo, ni a las ventajas de flexibilidad que se ofrece para el trabajador que se incorpora a esta modalidad.

Impuesto sobre las hipotecas, TS

En el Acuerdo de Teletrabajo que se pacte entre las partes, la empresa notificará por escrito al trabajador los indicadores de calidad y/o productividad conforme a los cuáles deberá desarrollar sus funciones. Estos, guardarán similitud con los establecidos en la modalidad de trabajo presencial.

Igualmente se establecerá un sistema telemático para el registro diario de la jornada laboral realizada por el empleado.

La empresa, si es necesario, impartirá al trabajador formación específica. Su objeto es el de facilitar su adaptación a esta modalidad de trabajo. Y en concreto recibirá información y formación en materia de prevención de riesgos, orientadas específicamente al teletrabajo. Por ejemplo, respecto a los riesgos del trabajo con pantallas de visualización de datos.

Por regla general, para la ejecución del trabajo:

  • la empresa pondrá a disposición del empleado, un equipo informático y de comunicación.
  • Así mismo, también deberá proveer al trabajador de los programas informáticos y el material de trabajo suficiente para las tareas a desarrollar.
  • La empresa también será la responsable de tomar las medidas de seguridad en lo que se refiere al software, para garantizar la protección de los datos utilizados y procesados por el teletrabajador para fines profesionales.
  • El trabajador será responsable del cumplimiento de estas normas, así como su obligación de respetar cualquier limitación en la utilización del equipo o de herramientas informáticas, tales como Internet.

Evidentemente, esta modalidad de prestación de trabajo a distancia no es adecuada para todo tipo de trabajo o tarea. Un mecánico, un carpintero o un dependiente de comercio, no pueden realizar su trabajo a distancia.

Pero hay un gran número de tareas administrativas o profesionales que normalmente se realizan a través de los medios informáticos y telemáticos. En este caso, perfectamente pueden llevarse a cabo desde un lugar diferente al del centro de trabajo de la empresa.

Cada vez más se está utilizando esta modalidad de prestación de servicios laborales, ayudando así a una mejor conciliación de la vida laboral y familiar.

Para implantar legalmente este sistema de trabajo debe suscribirse entre la empresa y el trabajador un acuerdo contractual.

Este deberá reflejar adecuadamente las condiciones que regularán los derechos y las obligaciones recíprocas entre ambos, durante el teletrabajo.

En Adade Barcelona, podemos asesorarte sobre este asunto y, en su caso, redactar el Acuerdo  Sobre Prestación de Servicios en Régimen de Teletrabajo.

Puedes ponerte en contacto con este despacho profesional para cualquier duda o aclaración, al teléfono (+34) 934 88 05 05 o rellenando y enviando nuestro formulario de consulta.

“En nombre de la empresa tratamos la información que nos facilita con el fin de prestarles el servicio solicitado y realizar la facturación de éste. Los datos proporcionados se conservarán mientras se mantenga la relación comercial o durante los años necesarios para cumplir con las obligaciones legales. Los datos no se cederán a terceros salvo en los casos en que exista una obligación legal. Usted tiene derecho a obtener confirmación sobre si en ADADE BARCELONA S.L. estamos tratando sus datos personales por tanto tiene derecho a acceder a sus datos personales, rectificar los datos inexactos o solicitar su supresión cuando los datos ya no sean necesarios.

Informa Adade Barcelona