Portada » Noticias » leasing vs renting

Etiqueta: leasing vs renting

leasing vs renting, beneficios fiscales

Leasing VS Renting y sus beneficios fiscales

Hay muchas empresas que, en el momento de adquirir un vehículo, les surgen dudas sobre los beneficios fiscales que hay entre un leasing o un renting. Hoy contestaremos algunas preguntas sobre: leasing vs renting.

Para dar luz a este planteamiento vamos a empezar de cero definiendo ambos conceptos.

  • Por leasing se entiende un contrato de arrendamiento o alquiler cuyas cuotas no incluyen ningún tipo de gasto derivados de su posesión y que, al finalizar dicho contrato, presenta una opción de compra por el vehículo.
  • En cambio, el renting se considera un contrato de alquiler de un vehículo sin opción de compra al finalizar el contrato y en sus cuotas sí que están incluidos los servicios derivados del uso.

Leasing vs Renting

En definitiva, las principales diferencias residen en la posibilidad de adquirir en propiedad el vehículo una vez finaliza el contrato de alquiler y que, a través de las cuotas del renting pagas todo aquello que implica el uso y disfrute del vehículo y con las cuotas del leasing no es así, tienes que hacer frente por cuenta propia.

Cabe aclarar que por gastos derivados del uso y disfrute del vehículo se entienden el mantenimiento, seguro, impuestos…

Si nos centramos en aspectos meramente fiscales, cuando se adquiere un vehículo a través de leasing, dicho vehículo se debe considerar como un activo de la empresa y, por lo tanto, al finalizar el ejercicio se le tiene que aplicar el método de amortización correspondiente y, es aquí, cuando se puede jugar con el gasto ya que se puede optar por:

  • una amortización lineal (cada año se amortiza la misma cantidad)
  • amortización acelerada (tener más gasto en los primeros años de vida del vehículo)
  • o amortización desacelerada (tener más gasto al final de los años de vida útil del vehículo).

A parte de ese gasto anual, cada mes se pueden imputar los gastos financieros derivados del pago de la cuota y el importe de IVA soportado correspondiente.

Por otro lado, si el vehículo que adquirimos se realiza a través de un contrato de renting, el vehículo no se podrá amortizar porque no se considerará un activo de la empresa y los únicos gastos que nos podremos deducir serán aquellos que provengan de la cuota mensual y se correspondan con el alquiler del vehículo y con los gastos derivados del uso y disfrute del vehículo. Eso si, al igual que en el leasing, en cada cuota mensual hay incluido un importe destinado al IVA soportado.

Decidiendo: leasing vs renting

Por último, decir que en función de la situación de cada empresa sería aconsejable adquirir un vehículo a través de un leasing o un renting. Si se utiliza la primera fórmula puedes decidir si llevas a final de año más o menos gasto a través de la amortización y en función de tus necesidades, siempre, dentro de los márgenes establecidos por la normativa. En cambio, si la empresa se decanta por el renting, ya sabe desde un principio el gasto que tendrá a final de año como consecuencia del contrato de alquiler del vehículo.

José Miguel Sales, Contable superior en Adade Barcelona S.L.

 

Adade Barcelona tiene una gran experiencia como gestoría de la pequeña y mediana empresa.

Sabemos asesorar a nuestros clientes de estos y otros muchos temas relacionados con su empresa. Si necesita más información, no dude en ponerse en contacto con nuestro equipo.

Puede hacerlo llamándonos al teléfono (+34) 934 88 05 05 o rellenando y enviando nuestro formulario de consulta.

“En nombre de la empresa tratamos la información que nos facilita con el fin de prestarles el servicio solicitado y realizar la facturación de éste. Los datos proporcionados se conservarán mientras se mantenga la relación comercial o durante los años necesarios para cumplir con las obligaciones legales. Los datos no se cederán a terceros salvo en los casos en que exista una obligación legal. Usted tiene derecho a obtener confirmación sobre si en ADADE BARCELONA S.L. estamos tratando sus datos personales por tanto tiene derecho a acceder a sus datos personales, rectificar los datos inexactos o solicitar su supresión cuando los datos ya no sean necesarios.