Ya están llegando multas por no tener un registro retributivo. Se trata de una documentación que es obligatoria desde hace seis meses. Si tienes una inspección de trabajo y de seguridad social, ya se solicita como rutina.

Fue el pasado 14 de abril cuando entró el vigor el RD 902/2020, de igualdad retributiva entre mujeres y hombres, que obliga a todas las empresas, a disponer de un informe que demuestre que todos sus empleados y empleadas con un mismo puesto de trabajo, cobran también el mismo salario.

Posteriormente a la creación de esta nueva obligación, la Dirección General de la Inspección puso en marcha una campaña para comprobar que se cumplen con todas las obligaciones en materia de igualdad, incluido la de tener un registro salarial. 

A continuación, describimos las condiciones de esta nueva situación:

  • Todas las empresas están obligadas a tener un registro retributivo. La norma no prevé ningún tipo de excepción al respecto.
  • Todas las empresas deben tener un registro retributivo de toda su plantilla; esta obligación tiene un carácter universal, lo que conlleva que no existe ninguna excepción al alcance de la misma.
  • El registro es único para toda la empresa, con independencia de si ésta tiene diferentes centros de trabajo o si resultan aplicables diferentes convenios colectivos.
  • La obligación de elaborar el registro no se condiciona al tamaño de la plantilla.
  • La obligación de llevanza de registro entró en vigor en el año 2019. Deben adaptar el contenido de su registro retributivo a las previsiones del RD 902/2020 desde el 14-4-2021.

La obligación de tenencia del registro no se condiciona al tamaño de la plantilla. Todas las empresas, sin excepción, deben tenerlo. El umbral de 50 trabajadores es determinante a efectos de la obligación de tener plan de igualdad, pero esta obligación es independiente y autónoma de la obligación de contar con un registro salarial.

La norma nos indica, de un lado, que el período de referencia es al año natural y, de otro, que solo podemos reflejar en el registro los importes efectivamente abonados (no las previsiones de lo que vamos a abonar).

Por lo tanto, a día de hoy, solo podríamos hacer correctamente los registros de los años 2019 y 2020. Si hacemos el registro del año 2021 solo podríamos tener los importes acumulados hasta esta fecha que tendríamos que actualizar a 31 de diciembre.

Es cierto que este es un extremo que no ha quedado del todo claro en la norma. Por un lado, el RD 902/2020 dice que el referente temporal es el año natural y nos aclara que debemos reflejar los importes efectivamente pagados.

Pero, en contrapartida, el mismo RD 902/2020 dice que el registro hay que revisarlo si se produce alguna alteración sustancial, por lo que parece que está hablando de un registro dinámico y no estático. Si el registro lo realizo sobre sobre un ejercicio ya cerrado, ¿qué tendría que revisar?

En cualquier caso, si se hace un registro en el mes de julio, éste solo podría incluir los importes acumulados hasta esa fecha.

Para conocer más información, click AQUÍ

Para solicitar más información  y recibir un asesoramiento integral de tu empresa, puedes ponerte en contacto con nosotros por medio del correo electrónico info@adadebarcelona.es, llamando a nuestro teléfono habitual de atención al público, (+34) 93 48 80 05 05 o siguiéndonos en nuestras redes sociales.