Portada » Noticias » Reactivar la economía a través de la transformación digital

Reactivar la economía a través de la transformación digital

Hoy hemos presentado el encuentro que ha organizado el Confidencial con la colaboración de Sage y Cepyme. En esta charla, se ha hablado del proceso de digitivación como factor crucial para el crecimiento de las PYMEs y de la economía. Invertir en la transformación digital es garantizar el futuro y mejorar el servicio a la demanda. Se podría definir en digitalizar o morir.

La crisis sanitaria ha provocado que muchas pequeñas y medianas empresas (PYME) sufran las consecuencias de un proceso que han activado de forma imprevista y sin recursos digitales. Ante el contexto actual, han tenido que abordar en tiempo récord el proceso de digitalización.

Así, estas empresas han visto como tener una tecnología adecuada es crucial para mantener su negocio en funcionamiento. Tanto es así que, mediante la pandemia, se ha pasado de un 5% de empresas teletrabajando a un 34%. Aún así, se ha producido un 18% de caída del PIB. La respuesta es muy clara: las PYMEs españolas no están preparadas para adaptarse al nuevo entorno digital.

Luis Pardo, CEO de Sage en España y Portugal, define la digitivación como la activación de los entornos digitales para activar la economía maximizando la eficiencia de los resultados. Actualmente, el 40% del PIB en Europa es digital. Por lo tanto, sumarse a esta carrera de transformación es un deber.

En España, el 81% de las PYMES no cuentan con las herramientas necesarias para conseguir la transformación digital. Como consecuencia, las empresas no tienen un plan digital para evolucionar al ritmo de la demanda. Nuestro país, presenta una inversión muy reducida en comparación de nuestros vecinos europeos.

ayudas para pymes I+D+IEn primer lugar, las PYMEs representan dos tercios de la economía española. Es decir, un 66% de todo el empleo. Este dato, nos indica que muchos trabajadores dependen directamente de estas empresas. De la misma manera, que la economía. Así, existe la obligación de tener una transformación digital para mantener las PYMEs en el máximo nivel.

Gerardo Cueva, presidente de Cepyme, y Luis Pardo coinciden en que el gran problema para las PYME es que la cultura empresarial se ha quedado en el pasado. Por lo tanto, si una empresa no cuenta con la tecnología adecuada, no puede estar en la carrera competitiva.

A la vez, el proceso de digitalización es la suma de herramientas y las personas. Es decir, la suma de herramientas tecnológicas no va hacer que una empresa tenga un plan de digitivación y transformación digital. Realmente, las personas y su cultura son las que darán el resultado junto a un buen uso de estos recursos.

Raúl Blanco, secretario General de Industria y de la Pequeña y Mediana Empresa, apuesta para el crecimiento de estas empresas. Las PYME, deben crecer de magnitud. Es decir, que la pequeña empresa se convierta en mediana y que estas, lo hagan en grandes. Así, se van a proporcionar ayudas y planes para favorecer esta evolución producida por la transformación digital.

Se plantea una gran duda: ¿Si los presupuestos generales del estado son prorrogados desde el 2018, son válidos actualmente? Claramente, no. Por lo tanto, se deberían actualizar porque para el crecimiento de las empresas no son suficientemente buenos. Estamos ante un contexto muy diferente y, lógicamente, existe la necesidad de activar nuevos presupuestos y promocionar la transformación digital y la evolución de las PYMEs.

Las empresas necesitan soluciones y, también, deben darlas. Así, las PYMEs deben crecer de forma equilibrada y sostenible junto a la transformación digital. Además, deben atender a la demanda de los clientes de acuerdo a su evolución y mejorar la relación con ellos.

No obstante, la digitalización tiene un papel muy importante en la estructura interna de la empresa. Así, proporcionar un mejor resultado a los clientes con una mayor productividad de la empresa. Por ejemplo, se reducirían muchos costes en tareas administrativas al tener más recursos tecnológicos.

Antes de la pandemia, 7 de cada 10 PYMEs eran conscientes de la necesidad de la presencia de un plan de digitalización. Como consecuencia del actual entorno, muchas empresas se han visto obligados a potenciar la digitivación de forma impredecible. Aún así, una inversión en transformación digital puede suponer una recuperación activa y de mayor beneficio.

Eric Sales