Portada » Noticias » Previsión de costes: Cómo negociar con tu proveedor para lograr las mejores tarifas

previsión de costes

Previsión de costes: Cómo negociar con tu proveedor para lograr las mejores tarifas

Tanto si eres autónomo como si tienes una empresa, sabrás que existen varios procesos con los que se puede ahorrar costes: en desplazamientos, en tesorería, en gestión del stock, etc. y, por supuesto, en procesos de compras. Una correcta negociación con tus proveedores puede hacerte ahorrar muchos costes, aunque no siempre es fácil. Por eso es fundamental tener una previsión de costes que te ayuda a la toma de decisiones en la contratación y/o compra.

Si te interesa saber cómo puedes realizar una negociación correcta con tus proveedores para ahorrarte costes y tener una buena previsión de costes, sigue leyendo.

La información es poder, también en el proceso de compra

Imagínate que te toca comenzar una negociación con un proveedor. Antes de nada, prepárate e infórmate de varios aspectos tales como:

  • Infórmate del proveedor: su competencia (para que puedas presionar llegado el momento) y los márgenes en los que se mueve.
  • Infórmate sobre los productos/servicios que ofrece, qué precios tiene.
  • Y, sobre todo, tienes que conocer muy bien las necesidades de tu empresa, es decir, los objetivos que quieres alcanzar, el precio máximo que puede soportar para este producto/ servicio, … puede parecer muy obvio, pero teniendo esta información sabrás hasta dónde puede llegar la negociación con el proveedor.

Cuando se trata de negociar con proveedores, sin prisas mucho mejor

Ten en cuenta que seguramente en una primera reunión no llegaréis a ningún acuerdo. Partiendo de esta base, tómate con calma el cerrar o no un trato. Algunas reuniones pueden ser estresantes y se suele dar y recibir mucha información que tienes que procesar. Es mejor no tomar ninguna decisión en caliente.

Ya fuera de la reunión, piensa en lo que te interesa a ti, en las opciones que tienes y, si tienes dudas, vuelve a contactar con el proveedor o directamente, busca otro.

Otro punto importante es que no te tomes la negociación como algo personal, estáis hablando de negocios. Así que mente fría, mantente en tus objetivos y no hagas concesiones (para eso has aplicado el primer paso, te has informado correctamente de todo).

Toma mucha atención a sus condiciones de pago y posibles costes adicionales.

La letra pequeña es pequeña por algo. Recuerda, información es poder.

Puede ser que hayas conseguido un precio ajustado, pero antes de firmar, léete todo (hasta la letra pequeña) porque puede ser que haya gastos adicionales (por ejemplo, gastos de gestión, transporte…). Si es así, negocia también estos costes.

En cuanto a las condiciones y formas de pago son también factores clave a la hora de ahorrar costes. Por ejemplo, a efectos de tu tesorería, a ti siempre te convendrá pagar lo más tarde posible, por eso, piensa que no es lo mismo pagar por adelantado a que te giren el pago a 90 días.

Digitalización = ahorrar costes

Medita mucho sobre la posibilidad de transformar un documento físico a un soporte digital. La reducción de costes en este caso puede ser descomunal.

Algunas ventajas de la digitalización:

  • Rapidez: te será más fácil y rápido gestionar una documentación digitalizada que una manual. Los buscadores son hoy en día una herramienta de uso común y superan con creces a la búsqueda manual.
  • Menor coste en mantenimiento: el papel ocupa espacio, y este amplio espacio quizás tengas que pagarlo si el volumen de información en papel es elevado. Con los medios tecnológicos actuales, el coste de almacenamiento digital es muchísimo menor.
  • Eliminamos el riesgo de pérdida o destrucción: el soporte papel puede deteriorarse o destruirse, pero si tienes la información en un medio digital, este riesgo desaparece.

previsión de costes

Previsión de costes en la gestión de stock

Tener un exceso de productos almacenados también puede suponer un exceso de costes. Debes de ser muy cuidadoso con la previsión de costes en la gestión del stock porque quizás no es tan adecuado tener siempre un elevado volumen de existencias para poder satisfacer cualquier pedido, ya que puede suponerte un coste muy elevado.

Esto puede derivar en algunos problemas:

  • El coste financiero: un stock almacenado, que no vaya a salir inmediatamente supone una inversión de recursos permanente.
  • Riesgo de pérdida de valora: si las existencias almacenadas llevan bastante tiempo parado puede ser que pierda su valor e incluso que no pueda ser comercializado.
    En estos casos, lo mejor será valorar estos supuestos teniendo claro el margen operativo del stock, es decir, si el margen, una vez vendido, cubrirá el coste de mantenimiento y almacenamiento.
  • Otro punto importante es tener en cuenta el coste del almacén y el coste de la manipulación (personal). Sobre este punto, quizás te interese más que sea el proveedor quien almacene el stock y vaya sirviéndotelo según tus necesidades. De esta manera ahorrarás muchos costes.

En Adade Barcelona siempre intentamos aclarar todas las dudas legales y agilizar los procesos a todos nuestros clientes y les damos consejos tan importantes como la previsión de costes o conseguir la mejor negociación con sus proveedores.

Por eso, si tienes dudas o necesitas más información al respecto, ponte en contacto con nuestro departamento de Gestoría Laboral.

Puedes hacerlo llamándonos al teléfono (+34) 934 88 05 05 o rellenando y enviando nuestro formulario de consulta.

“En nombre de la empresa tratamos la información que nos facilita con el fin de prestarles el servicio solicitado y realizar la facturación de éste. Los datos proporcionados se conservarán mientras se mantenga la relación comercial o durante los años necesarios para cumplir con las obligaciones legales. Los datos no se cederán a terceros salvo en los casos en que exista una obligación legal. Usted tiene derecho a obtener confirmación sobre si en ADADE BARCELONA S.L. estamos tratando sus datos personales por tanto tiene derecho a acceder a sus datos personales, rectificar los datos inexactos o solicitar su supresión cuando los datos ya no sean necesarios.