Empieza la semana y te vas a sentar delante de la pantalla del ordenador para iniciar tu jornada laboral. Te esperan cinco días de intenso trabajo, de los cuales tu mejor compañero será el ordenador y su pantalla. Aunque parezcan unas condiciones inofensivas, pueden convertirse en armas letales. En este artículo, hablaremos de la prevención de riesgos laborales.

Los trabajos prolongados con pantallas pueden generar trastornos físicos, malestares físicos posturales o un exceso de carga mental. Por ese motivo, tenemos que dar importancia al conjunto de elementos que configuran el puesto de trabajo: pantallas, teclado, superficie de trabajo y asiento de trabajo, espacio, iluminación, reflejos, deslumbramientos y control de los agentes físicos presentes. Aspectos cruciales en un contexto de seguridad en la prevención de riesgos laborales.

¿QUÉ ASPECTOS TE INTERESA CONOCER DEL CITADO REGLAMENTO?

1) Tu puesto de trabajo ha de ser objeto de una evaluación con el fin de averiguar si existen deficiencias que puedan suponer un riesgo para su salud o bienestar.
2) Deberás ser informado de los resultados de la evaluación y de las medidas correctoras.
3) Tienes derecho a una vigilancia periódica de tu salud que contemple los riesgos específicos del trabajo con pantallas de visualización.
4) Deberás recibir una formación adecuada sobre el tipo de riesgos que comporta el trabajo y la forma de prevenirlos.

El trabajo diario con pantallas de visualización, aspecto importante en la prevención de riesgos laborales, provoca diferentes trastornos que te exponemos a continuación y te explicamos como prevenirlos.

La fatiga visual se produce como consecuencia del exceso de requerimientos de la pupila y del músculo que interviene en la acomodación del ojo, con el fin de adaptarse a las iluminaciones y distancias de los objetos.

A la vez, existe fatiga física motivada por la repetición de movimientos y el mantenimiento de la misma postura durante mucho tiempo.

Por último, puede aparecer la fatiga mental producto del estrés, la monotonía y la insatisfacción en el trabajo.

La mayoría de estos problemas pueden evitarse mediante un buen diseño del puesto, una correcta organización del trabajo y una información y formación adecuadas del usuario.

ELEMENTOS INTEGRANTES DEL PUESTO DE TRABAJO Y LA PREVENCIÓN DE RIESGOS LABORALES

PANTALLA DEL ORDENADOR


• Los carácteres de la pantalla deben estar bien definidos y tener una dimensión suficiente.
• La imagen debe ser estable.
• Se debe poder ajustar la luminosidad, el contraste y el fondo de la pantalla, para adaptarlos a las condiciones del entorno.
• La pantalla no deberá tener reflejos ni reverberaciones molestas.
• La pantalla deberá ser orientable e inclinable a voluntad.
• El monitor debe estar colocado de forma que su borde superior esté a la altura de los ojos del usuario o algo por debajo. Lo más conveniente es colocar el monitor sobre un soporte regulable en altura.
• La distancia de la pantalla a los ojos es un factor tener en cuenta. Esta distancia estará en función del tamaño y forma de los caracteres, como norma general no debe ser inferior a 55 cm.
• Se debe trabajar con la cabeza de frente al ordenador, evitando giros.

TECLADO Y RATÓN


• El teclado debe ser inclinable e independiente de la pantalla, impidiendo el cansancio y las molestias en los brazos y manos.
• El teclado no debe ser demasiado alto. Como norma general, la parte central del teclado (fila de la A) debe estar a menos de 3 cm de altura sobre la mesa. Esta recomendación se cumple en casi todos los teclados nuevos de ordenadores de sobremesa, pero no en muchos ordenadores portátiles. En estos casos, debe disponerse de almohadillas que eleven el punto de apoyo de las muñecas y antebrazos.
• Deberá disponerse de espacio suficiente delante del teclado para poder apoyar las muñecas y antebrazos sobre la mesa. Este espacio será como mínimo de 10 cm entre el teclado y el borde de la mesa.
• La superficie deberá ser mate para evitar los reflejos.
• La disposición del teclado y las características de las teclas deberán ayudar a facilitar su utilización.
• Los símbolos de las teclas, deberán resaltar suficientemente y ser legibles desde la posición normal de trabajo.
• El ratón debe tener una forma que permita su utilización cómoda tanto por personas diestras como zurdas. Los zurdos deben colocar el ratón a la izquierda y cambiar la configuración de las teclas en el menú de configuración.
• La fuerza requerida para el accionamiento de los pulsadores no debe ser excesiva, para evitar la fatiga de los dedos, ni demasiado pequeña, a fin de impedir accionamientos involuntarios.

MESA O SUPERFICIE DE TRABAJO


• La mesa o superficie de trabajo deberá ser poco reflectante, tener dimensiones suficientes y permitir una colocación flexible de la pantalla, del teclado, de los documentos y del material accesorio.
• El espacio deberá ser suficiente para permitir a los trabajadores una posición cómoda.
• Cuando sea necesario trabajar de manera habitual con documentos impresos, se recomienda la utilización de un porta documentos o atril.
• El soporte de los documentos deberá ser estable y regulable y estará colocado de tal modo que se reduzcan al mínimo los movimientos incómodos de la cabeza y los ojos. Es decir, que permita la colocación del documento a una altura y distancia similares a las de la pantalla.
• Debe ser ajustable en altura, inclinación y distancia. El soporte debe ser opaco y con una superficie de baja reflectancia. Tendrá resistencia suficiente para soportar el peso de los documentos.
• Para tareas generales de oficina, las medidas aproximadas mínimas de la superficie, pueden ser de 80 cm por 120 cm.

ASIENTO DE TRABAJO


• El asiento de trabajo deberá ser estable, proporcionando al usuario libertad de movimiento y procurándole una postura confortable.
• Sus dimensiones serán adecuadas al usuario.
• La altura del mismo deberá ser regulable.
• El respaldo deberá ser reclinable y su altura ajustable.
• Se pondrá un reposapiés a disposición de quienes lo deseen.
• Los mecanismos de ajuste deben ser fácilmente accionables desde la posición de sentado.
• Es recomendable la utilización de sillas giratorias con cinco apoyos dotados de ruedas, con el fin de facilitar el desplazamiento en superficies amplias de trabajo, así como las acciones de levantarse o sentarse.

ESPACIO

En una fase inicial se consideran el número de personas que van a trabajar en la oficina, así como al máximo número de visitantes que puedan estar presentes.

Con estos datos, con las especificaciones del mobiliario – cantidad y tamaño – y las características del local podremos determinar la distribución en planta de la oficina. Elementos cuya ubicación va a tener una marcada influencia sobre la seguridad y comodidad de las personas que ocuparán los distintos puestos de trabajo.

ILUMINACIÓN

Las tareas de oficina están ligadas a la lectura, tanto de documentos como de textos sobre la pantalla del ordenador, por tanto, se trata de tareas con altos requerimientos visuales en las que las condiciones de iluminación resultan muy importantes para prevenir molestias y problemas visuales.


• La iluminación general y la iluminación especial (lámparas de trabajo), cuando sea necesaria, deberán garantizar unos niveles adecuados de iluminación y una relación adecuada de luminancias entre la pantalla y su entorno, habida cuenta del carácter del trabajo, de las necesidades visuales del usuario y del tipo de pantalla utilizado.
• El acondicionamiento del lugar de trabajo y del puesto de trabajo, así como la situación y las características técnicas de las fuentes de luz artificial, deberán coordinarse de tal manera que se eviten los deslumbramientos y los reflejos molestos en la pantalla u otras partes del equipo.
• Deberán instalarse de tal forma que las fuentes de luz, tales como ventanas y otras aberturas, los tabiques transparentes o translúcidos y los equipos o tabiques de color claro no provoquen deslumbramiento directo ni produzcan reflejos molestos en la pantalla.
• Las ventanas deberán ir equipadas con un dispositivo de cobertura adecuado y regulable para atenuar la luz del día que ilumine el puesto de trabajo. En caso de detectar reflejos, solicite la colocación de persianas o pantallas difusoras de la luz, pero no coloque nunca el ordenador en una posición que le obligue a trabajar en una postura incómoda.

Para solicitar más información, puedes ponerte en contacto con nosotros por medio del correo electrónico info@adadebarcelona.es, llamando a nuestro teléfono habitual de atención al público, (+34) 93 48 80 05 05 o siguiéndonos en nuestras redes sociales.

Vía OTP (Prevención de riesgos laborales)