Los trabajadores son protagonistas de la vida de las empresas. Sin ellos, no se podrían ofrecer servicios ni productos a los clientes. Por eso, es inevitable pensar en ofrecerles las mejores condiciones de trabajo y procesos de formación y mejora continua.

Durante la vida laboral, muchas personas sufren estrés y períodos de mucha actividad. De esta manera, pueden sufrir las consecuencias negativas de estos contextos. Para nosotros, uno de los aspectos más importantes es disfrutar del proceso de trabajo. Pensar en el resultado es importante, pero lo es más si disfrutamos del proceso hasta conseguirlo. Realmente, esto es lo que da sentido a nuestro día a día.

El tiempo de pandemia ha causado estragos en el mercado laboral y mucha gente que conserva el puesto se encuentra en una situación de incertidumbre. Además, muchos de los sectores han sufrido un aumento excesivo de su actividad y trabajadores han tenido estrés por ello. Ante una sobrecarga de volumen o ritmo de trabajo dejamos de guardar tiempos de descanso y desparece la estabilidad.

Cuando las jornadas son impredecibles o excesivamente largas, la intranquilidad se agudiza aún más y se suman los problemas de alteración del ritmo biológico. El teletrabajo al que muchas empresas se han tenido que adaptar no siempre ha estado bien estructurado y en muchas ocasiones se arrastran problemas a la hora de distinguir el horario laboral de la vida personal.

Todas estas situaciones pueden acompañar al trabajador hacia un exceso de responsabilidad, falta de motivación o a un ambiente inadecuado para llevar a cabo las obligaciones laborales.

¿Cómo podemos solucionar estas situaciones?

  • Se debe procurar que los horarios de trabajo permitan la conciliación.
  • Los turnos rotatorios deben ser estables y predecibles.
  • Hay que comprobar que las exigencias de trabajo sean compatibles con las capacidades y recursos del trabajador.
  • Permitir la recuperación después de tareas físicas o mentales particularmente exigentes.
  • Ha de respetarse el derecho a la desconexión digital.
  • Se han de definir claramente los roles y responsabilidades.
  • Planificar racionalmente las cargas de trabajo.
  • En la medida de lo posible, hay que evitar la ambigüedad en temas de estabilidad laboral.
  • Motivar a los empleados en su carrera profesional.

Incorpora a tu vida el término Feierabend

La palabra alemana Feierabend significa, literalmente, «tarde festiva». Su verdadero sentido es el de «tiempo libre después del trabajo». Es fundamental que reserves un tiempo diario a tu descanso y tu vida personal.

Saber distinguir entre tiempo de trabajo y personal es muy importante. Si añades a tu diario la palabra Feierabend te será más fácil hacer esta distinción. Porque con el término incorporarás también su significado y los límites entre estos dos tiempos quedarán fijados.

En Alemania, el Feierabend se dedica a practicar deporte, a estar con los amigos, a leer o a cocinar. Cualquier actividad que esté alejada de las responsabilidades laborales. Y funciona. Al día siguiente las personas están descansadas y en condiciones de retomar sus obligaciones en el trabajo.

Derecho a la desconexión digital

La crisis del coronavirus y el teletrabajo, han provocado que la delgada línea que separa lo laboral del tiempo de ocio se diluya. Estar en casa, con el portátil a mano hace que la jornada pueda alargarse. Lo que era algo puntual, empieza a extenderse más allá y la irrupción del trabajo en las vidas personales empieza a considerarse algo habitual. Se instala un hábito muy peligroso de estar siempre activo.

En enero de este año el Parlamento europeo pidió la elaboración una ley a nivel de Europa que garantice el derecho a la desconexión digital.

En España, el artículo 88 de la Ley Orgánica de protección de Datos Personales y garantía de los derechos digitales regula este derecho. Se demanda a las empresas elaborar un protocolo en el que se definan “las modalidades de ejercicio del derecho a la desconexión”.

La reciente Ley del teletrabajo hace mención a esta ley y abre la posibilidad a que el derecho a la desconexión forme parte de la negociación colectiva y no quede únicamente en la responsabilidad de la empresa.

Para solicitar más información  y recibir un asesoramiento integral de tu empresa, puedes ponerte en contacto con nosotros por medio del correo electrónico info@adadebarcelona.es, llamando a nuestro teléfono habitual de atención al público, (+34) 93 48 80 05 05 o siguiéndonos en nuestras redes sociales.