Portada » Noticias » Ley de “segunda oportunidad”, oportunidad para resolver las deudas

Ley de “segunda oportunidad”, oportunidad para resolver las deudas

Los empresarios que tramitan la “Segunda Oportunidad” podrán obtener la exoneración de deudas en un mes, desde que se inicie el concurso.

La Ley de Segunda Oportunidad es un mecanismo legal que permite a deudores renegociar sus deudas o librarse de parte de ellas. Este procedimiento está ideado para que las personas físicas, con o sin actividad empresarial, puedan superar una situación de insolvencia. 

El objetivo principal es ofrecer un auxilio a aquel que probadamente ha sido un buen pagador, pero que en la actualidad está viviendo un bache económico. Esto no quiere decir que una persona física se vaya a librar con cierta ligereza de unos pagos que debe asumir, ya que esta ley también protege los derechos de cobro de los acreedores.

De su regulación se encarga el Real Decreto-ley 1/2015 (enlace)

El procedimiento de “segunda oportunidad” es aquel en el que cualquier persona física, sin antecedentes penales y con deudas inferiores a 5 millones de euros, puede obtener la exoneración de sus pasivos.

Requisitos para acogerse:

  • No haya obtenido este beneficio en los últimos 10 años.
  • No esté ya en concurso de acreedores.
  • No tenga homologado un acuerdo de refinanciación.
  • No haya rechazado un puesto de trabajo acorde a su calificación profesional, siempre y cuando no esté empleado de ningún modo.

Este procedimiento tiene dos fases:

  1. Fase extrajudicial: en esta fase se intenta el acuerdo extrajudicial de pagos con los acreedores de derecho privado (no con los públicos).
  2. Fase judicial: donde la persona está en concurso de acreedores y se obtiene la exoneración de la deuda.

La fase extrajudicial debe realizarse ante Cámara de Comercio o Registro Mercantil. La fase judicial será siempre ante el juzgado de lo mercantil de provincia.

Hasta hace unos meses, los procedimientos concursales tenían tendencia a durar años, pero cada vez más los jueces de lo mercantil (sobre todo de Barcelona), empezaron a acordar protocolos para agilizar los procedimientos. Al fin y al cabo, no tiene sentido demorar este tipo de procedimientos si el concursado ya es merecedor del beneficio de la exoneración desde el primer minuto.

La novedad es el acuerdo al que han llegado los mismos jueces de lo mercantil de Barcelona. El protocolo aplicará a los concursos sin masa, es decir aquellos en los que el empresario/autónomo llega al concurso sin nada que liquidar: no tiene ni inmuebles, ni patrimonio embargable, etc.

Hay que tener en cuenta que la “Segunda Oportunidad” es un imperativo europeo y que este julio de 2021 debía terminar de transponerse. Las directrices europeas obligan a España a rebajar la importancia del crédito público en este procedimiento.

Recordar que la deuda publica hoy en día se puede eliminar, pero a través de un plan de pagos aprobado judicialmente al final del procedimiento.

En conclusión, es conveniente tener en cuenta que los empresarios y autónomos pueden ahora tramitar una segunda oportunidad de forma muy ágil, de modo que puedan volver a la vida normal y crediticia y desaparecer del mundo de la economía sumergida, extremo que interesa tanto a los poderes públicos, como a las entidades financieras.

Para solicitar más información  y recibir un asesoramiento integral de tu empresa, puedes ponerte en contacto con nosotros por medio del correo electrónico info@adadebarcelona.es, llamando a nuestro teléfono habitual de atención al público, (+34) 93 48 80 05 05 o siguiéndonos en nuestras redes sociales.