Portada » Noticias » La falta de puntualidad reducirá el salario

La falta de puntualidad reducirá el salario

La Sala de lo Social del Tribunal Supremo ha dictado sentencia. Cuando un trabajador incurre en varias faltas por puntualidad, existe la posibilidad que no reciba el salario correspondiente al porcentaje de tiempo que ha estado ausente.

Así, el empresario no está obligado a abonar el salario correspondiente al tiempo que el trabajador no prestó el servicio. Además, puede imponerle una sanción de poder disciplinario. La aplicación de ambas medidas no puede suponer una doble sanción.

Sentencia nº 582/2021 de 25 de mayo de 2021

En este caso, los trabajadores argumentaban que ni el Estatuto de los Trabajadores, ni el Convenio Colectivo, ni la normativa internacional autorizan el descuento de salario por la impuntualidad del trabajador. Argumentaban que, ante esta situación, procede a la imposición de sanciones. Por lo tanto, impide que existan descuentos en nómina.

Ante dicha argumentación, el Tribunal Supremo razona que, aunque es cierto que el Convenio establece una jornada anual, los trabajadores están adscritos a turnos y horarios determinados fichando en entradas y salidas.

Se recuerda que el salario retribuye el trabajo efectivo o el tiempo de descanso computable como de trabajo y que el trabajador conservará el derecho a su salario si no presta servicios por cauda imputable al empresario.  Si la falta de prestación de servicios es imputable únicamente al trabajador, éste no devengará su retribución.

Por ello, el Alto Tribunal concluye que el descuento en la retribución, en este caso, no puede considerarse como una multa de haber, sino solo la consecuencia de que el trabajador no ha realizado la prestación de servicios prevista en el contrato.

La Sala valora además que el Convenio aplicable contiene una tipificación como faltas leves, graves o muy graves en cuanto a las faltas reiteradas de puntualidad, que el Estatuto de los Trabajadores califica asimismo de incumplimientos contractuales, pero concluye que ello no supone que el empleador deba abonar el salario correspondiente al tiempo no trabajado debido a la impuntualidad del empleado.

Por tanto, si el retraso de un trabajador causa un perjuicio a una empresa que tiene que prestar servicio en las franjas horarias pactadas con los clientes, y el incumplimiento contractual del trabajador es reiterado, está justificado el ejercicio del poder disciplinario por el empleador. Este, podrá sancionar al trabajador adicionalmente a efectuar un descuento salarial por incumplimiento, sin que ello suponga una doble sanción.

Para solicitar más información  y recibir un asesoramiento integral de tu empresa, puedes ponerte en contacto con nosotros por medio del correo electrónico info@adadebarcelona.es, llamando a nuestro teléfono habitual de atención al público, (+34) 93 48 80 05 05 o siguiéndonos en nuestras redes sociales.