Portada » Noticias » ¿Conoces, en realidad, el modelo 347?

¿Conoces, en realidad, el modelo 347?

El próximo 1 de marzo es el último día de plazo para presentar el modelo 347. Como cada curso, tiene un gran protagonismo en el calendario siendo una fecha marcada en rojo. Pero, ¿de verdad conoces el modelo 347?

Es la declaración anual de operaciones con terceras personas. Es puramente informativo, de forma que no implica la devolución del pago. El fin de presentar este documento es declarar cualquier tipo de operación que se haya realizado con proveedores o clientes.

Se trata de la declaración informativa que tienen que presentar todas las personas físicas (autónomos) y jurídicas (sociedades), públicas y privadas, que en el desarrollo de actividades empresariales o profesionales facturan operaciones, con independencia de su naturaleza, por un importe superior a los 3.005’06 euros anuales.

RECORDATORIO: Es obligatoria la presentación de la declaración anual de operaciones para todas las personas físicas o jurídicas que desarrollen actividades profesionales o empresariales, así como las personas físicas o entidades que estén acogidas al Régimen del Recargo de Equivalencia, o al Régimen Simplificado en el Impuesto sobre el Valor Añadido y a la modalidad de signos, índices o módulos de la estimación objetiva en el I.R.P.F., que deberán declarar tanto las facturas emitidas como las recibidas.

Para proceder a la elaboración de la declaración es preciso aportar los siguientes datos, DESGLOSADOS POR TRIMESTRES:

  • La información se suministrará desglosada trimestralmente, excepto la relativa a las cantidades percibidas en metálico, que se seguirá suministrando en términos anuales.
  • El importe de las operaciones se declarará neta de devoluciones, descuentos, bonificaciones y de operaciones que queden sin efecto, habidas en el trimestre y teniendo en cuenta las alteraciones de precio.
  • Cuando estas modificaciones se produzcan en un trimestre diferente al que tuvo lugar la operación principal, se imputarán al trimestre en que se produzca la modificación, incluso con signo negativo si es el caso. Todo ello siempre que en el cómputo anual siga superándose la cantidad de 3.005,06 Euros para ese cliente o proveedor.
  • Para saber la fecha en la que ha de imputarse un ingreso o un gasto, normalmente en los ingresos atenderemos a la fecha en que se entregan los bienes o se prestan los servicios y en los gastos a la fecha en que se reciba la factura.

Operaciones que tienen un valor superior a 3.005’06 euros y están obligadas a presentarse:

  • Entregas y adquisiciones de bienes y servicios, tanto las sujetas y no exentas del IVA como las no sujetas o las exentas de dicho impuesto. Desde 2014 también se han de declarar las adquisiciones de bienes y servicios efectuadas al margen de actividades profesionales o empresariales solo para entidades o establecimientos privados de carácter social y las comunidades de propietarios.
  • Operaciones inmobiliarias.
  • Subvenciones y ayudas no reembolsables.
  • Operaciones de entidades aseguradoras.
  • Anticipos de clientes y proveedores.
  • Arrendamientos no sujetos a retención. (Los alquileres sujetos a retención se declaran en el modelo 180).

Las excepciones a su presentación son:

  • Aquellos que no tengan domicilio fiscal, establecimiento permanente o sede de la actividad en España.
  • Quienes hayan realizado operaciones con terceros, pero el cómputo de las mismas no alcance los 3.005,06 euros anuales.
  • Personas físicas o entidades en régimen de atribución de rentas que tributen en IRPF por el método de estimación objetiva, conocido como módulos, y paralelamente por el régimen simplificado de IVA de los regímenes simplificados, de agricultura, ganadería y pesca o recargo de equivalencia. Salvo operaciones excluidas de la aplicación de dichos regímenes o por las operaciones por las que emitan factura.
  • Los autónomos, profesionales y Pymes cuyos clientes sean intracomunitarios. No deben incluirse las entregas y adquisiciones de bienes que supongan exportaciones o importaciones (envíos entre el territorio peninsular español o las islas Baleares y las islas Canarias, Ceuta y Melilla).
  • Las empresas en el Suministro Inmediato de Información (SII), en el ejercicio 2020, están exentas de presentar el modelo.
  • El pago de un dividendo no corresponde a una entrega de bienes o a una prestación de servicios, por lo que no tiene que incluirse en esta declaración; tampoco cualquier otra cantidad que corresponda a una participación en beneficios.
  • No se incluyen las entregas de terrenos realizadas a las juntas de compensación que actúen como fiduciarias, puesto que no se transmite el poder de disposición de los terrenos.
  • El destinatario de las operaciones de seguros no tendrá que declarar las prestaciones de servicios por las que los obligados tributarios no debieron expedir y entregar factura.
  • No deben declararse los autoconsumos que no sean operaciones realizadas con otras personas o entidades, es decir, no se declaran los autoconsumos internos.
  • Las cuotas satisfechas a la Seguridad Social o los impuestos (IAE, IBI) no deben incluirse en el modelo 347 por no tratarse de entregas de bienes y prestaciones de servicios y, por ello, no tener la consideración de operaciones.
  • Los suplidos no son operaciones relacionadas con el gestor o asesor intermediario, quien no deberá incluirlas en su declaración. Quienes sí deberán incluirlas son los proveedores y clientes finales identificados en la factura, en caso de que superen la cifre correspondiente.

Para solicitar más información, puedes ponerte en contacto con nosotros por medio del correo electrónico info@adadebarcelona.es, llamando a nuestro teléfono habitual de atención al público, (+34) 93 48 80 05 05 o en nuestras redes sociales.