Portada » Noticias » Black Friday en plena pandemia

Black Friday en plena pandemia

Como cada último viernes del mes de noviembre, los compradores quieren realizar compras con grandes descuentos. En plena pandemia, el Black Friday se presenta ante un contexto social y económico condicionado por la crisis del coronavirus. La gran pregunta es: ¿Será la salvación para el comercio o un simple parche?

La aglomeración de muchas personas en un establecimiento, dejan en jaque a los pequeños comercios. Aunque hace semanas que se empezaron a hacer descuentos por el Black Friday, los negocios no pueden rebajar los precios tanto tiempo.

Por otro lado, la limitación de movilidad ha hecho posible que se descubran comercios de proximidad. En consecuencia, los pequeños comercios han visto cómo sus ingresos podían aumentar.

Aun así, el Black Friday se ha convertido en un período de varias semanas con descuento en las ventas. Los pequeños negocios, no pueden mantener descuentos tanto tiempo ya que sus márgenes son reducidos. En sus inicios, el Black Friday se trataba de un solo día con descuentos. Esto, proporcionaba igualdad de oportunidad entre los negocios.

Así, las grandes beneficiadas serán las plataformas de venta por internet. Durante el confinamiento, los compradores apostaron por este tipo de adquisiciones. Por lo tanto, con las restricciones actuales, seguirá siendo la primera opción. Esta, ya aumentó sus ventas un 69% durante los tres primeros del año. Fue la explosión de una tendencia creciente en España.

Más allá de los descuentos del Black Friday, todo apunta a un desplome del consumo general por la crisis económica. Según los datos de la Organización de Consumidores (OCU),el 70% de los españoles no va a comprar nada en esta fecha y de media los consumidores gastarán muy por debajo de las cifras de otros años.

La principal motivación para aprovechar el Black Friday, es la bajada de precios. Este año, como consecuencia de la pandemia, el gasto medio disminuirá de forma considerable. Por lo tanto, los efectos de la crisis del coronavirus se verán reflejados en una reducción de compras y gastos.

La pandemia y sus efectos en la economía han influido mucho en la disposición a gastar de los españoles y, que incluso una gran parte aprovechará estas promociones para las compras de Navidad.

En conclusión, los efectos de la pandemia significarán una reducción de gastos de los consumidores y las opciones de compra se verán reducidas por las tendencias actuales. Así, el Black Friday significará un pequeño parche para los comercios ante esta crisis social y económica.

Eric Sales